Vistas

viernes, 28 de septiembre de 2012

SEGUNDA OPORTUNIDAD


Un estado extremo de melancolía
instaló una angustia 
insoportable en mi pecho
convirtiendose en una constante guerra, 
por querer cambiar 
mi propio destino.
Juegue muy al límite de la cobardía, pero logré 
juntar valentía
para soltar gritos de ayuda en silencio, 
que junto a mis 
lágrimas se desvanecieron, 
al compás de los minutos muertos
aquella trágica noche tan fría.
Corrí sin sentido en la oscuridad
no había luz al final del camino
no había rostros 
ni sonidos conocidos
Un gran suspiro anticipo que 
se acercaba el final,
y aparecio la fuerza cuando
pense que no la tenia.
Abrí los ojos y sostenias mi mano
tus lágrimas estremecieron 
mi cuerpo
Perdí una batalla, perdí dos días
pero hoy digo que gané...
porque gané LA VIDA.
GIS.-

ESLABONES ROTOS




Otra vez la misma vía nos separa.
No te animaste a mirarme a los ojos.
No te animaste a decirme adios.
Nos fundimos bajo un mismo sol
y trabajaste muy duro 
para romper lo que nos unio.
Te fuiste sonriendo, dejando
mis eslabones a un costado del camino.
Mis pies sufrieron dolor,
costo mucho llegar a casa, 
sintiendome vacia, sintiendome agotada.
Algo me faltaba...
Partiste mi corazon en cuatro pedazos.
Te llevaste la felicidad y la esperanza,
me dejaste la tristeza y la soledad
Otra vez la misma via nos separa.
No te animaste a mirarme a los ojos,
No te animaste a decirme adios.
Esta vez fue diferente,
desconocía la clase de piedra 
con la que tropece, 
dejando que mi inocencia me lleve a la locura,
dejando que la locura me lleve al desconsuelo; dejando que el desconsuelo me lleve hacia un desierto... desierto de sonrisas 
de caricias y de amor... 

Cerré los ojos y me zambullí en tus alas.
Y hoy mi destino me castiga por enceguecerme
hoy mi destino me castiga...  fue y sera imposible entenderte

Y a pesar de todo, logré tomar
lo bueno que me enseñaste...
Pero no te animaste a mirarme a los ojos
Pero no te animaste a decirme adios….
GIS.-